ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
wafe
Escudero
Escudero
avatar

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 24/11/2010
Edad : 32

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Miér Nov 24, 2010 4:46 am

Marmo escribió:
...pero Kalltorak no duró mucho en su puesto. Según cuenta la leyenda, Wafe y Marxia hicieron un golpe de estado; mientras Kalltorak estaba en batalla contra los alis en la Cuenca de Arathi, Marxia se sentó de nuevo en el trono y se autoproclamó GM.

Kalltorak rugió de ira y dolor, había sido traicionado por sus propios compañeros. Así que renunció para siempre de su cargo como oficial, y durante un tiempo se notaba la tensión entre él y Marxia.

________________________________________________________________________

Finalmente se hizo la votación democrática que se estaba preparando y salió elegido Pasadón como GM. Desde entonces, ha traído la prosperidad a la Hermandad. Los héroes continúan creciendo y creciendo y ya se perfilan algunos objetivos más difíciles; Saquear Ulduar... y luego... la sangre de Arthas...


By Marmo

Mas q una leyenda es un rumor....
La historia real es:
Tras la gran caída de Palmira, el Hermano KKO tomo el puesto, pero este al no poder con la carga cedio su puesto a kalltorak. Nuestro hermano Kall al no estar aun educado en las artes de la politica recivió la opción de dejar la Hermandad, sumida en el caos, en las manos del discípulo más antiguo de Palmira, el hermano Wafe... este pidió a su compañero el trono por el bien común y Kall aceptó con la condición de que Wafe le devolviera el puesto una vez terminase de recomponer los escritos, documentaciones, y reparara el almacén... dos semanas de duro trabajo de compilación de documentos y largas discusiones, la Hermandad estaba recompuesta y lista para volver a empezar. Wafe cedió el trono una vez terminado su trabajo, decidió irse de aventuras y pensar en cual fué el mal que corrompió nuestras entrañas...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Torak
Admin
avatar

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 37
Localización : Galiza (spain)

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 3:38 am

aver ahy una cossa k no entiendo.. esto parecia un post de narrativa??? nose por k estos cambios de rol tabamos contando una historia?? la hermandad sumida en el kaos ?? k vamos a tokar lo wuebos ya??? nose yo, komo k la historia real fue....puff si se k le amos a joder el royo a marmo... k penita majo.... wafete yo koji la hermanda simplemente mientras kojiamos a un maestro nuevo te deje el maestro para k realizaras unos cambios y no la devolviste mas no se por k tantas ganas de tokar lo kojones nene... y de joder una narracion kon opiniones propias tanto marxia komo kao komo wafe .. aki estabamos escribiendo una historia.. si kerias dar opinioones teneis otros sitios mas adecuados para devatir la politika o las waltrapadas k haceis o dejar de hacer eso si me gustaria k los miembros k ya csi ni pasais por aki .. si lo haces k no sea para tokar lo kojones ...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Torak
Admin
avatar

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 37
Localización : Galiza (spain)

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 3:40 am

tyo es k te la chupas a ti mismo??? aver tas flipadisimo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Torak
Admin
avatar

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 37
Localización : Galiza (spain)

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 4:01 am

cob esto kiero decir , k no tienes abuela k te doras la pildora a ti mismo, no pretendo tpc ser insultante solo deja constancia de mi malestar..... y k me jode estaba kedando bonito en plan novela.. k vamos a devatir todo lo k postees ,.. hazte tu : L historia Del GRan WAfe ex general ex maestro ex lo k tu kieras y ponla aki .. da tu version no se tio saves k me kchno rapido esk eres un troll tronko.... ¬¬
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pasadon
Guild Master
Guild Master
avatar

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 37
Localización : A Coruña

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 4:09 am



La historia de LK ha sido corta pero intensa. Como suele ocurrir, todo el mundo tienes sus puntos de vista, y estos pueden discrepar mas en momentos de tensión. Pasamos por epocas dificiles, pero entre todos hemos conseguido avanzar como hermandad.


Solo espero que las viejas heridas se cierren.


Y son tantos los bardos que cantan nuestra historia, que es casi imposible encontrar dos iguales. xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Torak
Admin
avatar

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 37
Localización : Galiza (spain)

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 12:53 pm

oye wafe, aver k me lo tome demasiado mal .... XD ayer andaba cruzado sorry y saves komo soy k me kaliento rapido ^^ aun asi sigo pensando k kagamos el post de marmo ....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Torak
Admin
avatar

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 37
Localización : Galiza (spain)

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Jue Nov 25, 2010 1:04 pm

a ver os preguntareis.. por k no pondra todo en la misma respuesta o relee el mensaje para ver si le gusta del todo.. yo tb me lo pregunto jajajaja.
aver si con esto doy explicado mi sentimiento, por lo visto no consigo dejarlo klaro, aver hay 35 post solo con estilo narrativo....creo k no seael sitio adecuado por respeto a marmo, k se esta currando cortar pegar todas las historias k hemos ido narrando en el face y pasarlas aki en una sola, de ponernos a ananalizar y devatir cada relato, creo yo.. hacer un recorte tipo foro para responderle a un relato me parece afear una narracion?!
joer escribimos un relato con komo lo viste tu, si esta claro k cada uno ve las cosas con sus ojos.

Bueno aver con esto creo k resumo mi enfado con nuestra aptitud postera jejejej y pido disculpas si ofendi a alguien ^^ yo por mi parte tbg perdono .. pero no olvido ¬¬ .......


LK por encima de TODO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cuervorojo
Admin
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 35
Localización : Santa Uxia de Ribeira

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Sáb Nov 27, 2010 2:22 am

Llevo semanas escalando las altas montañas de Cumbres tormentosas. han llegado a mis oidos la noticia de que por aqui surca el cielo una bestia que podria llegar a montar. la nieve en estas tierras se extiende mas alla de donde mis ojos llegan a ver y detras de la nieve altas montañas que rasgan el cielo intentan ensombrecer la esperanza de que llegue a coronarlas..mm que es eso?¿ Ja! Valadash! una flor! quien me iba a decir que en este esteril paraje habria tal muestra de belleza. esta claro que cada dia que paso en este nuevo continente mas me sorprende. un retumbar desde el interior de la tierra hace que mi corazon se pare y mi espiritu se nuble..y de repente ...... la nada ........


Llevo semanas escalando las altas montañas de Cumbres tormentosas. han llegado a mis oidos la noticia de que por aqui surca el cielo una bestia que podria llegar a montar. la nieve en estas tierras se extiende mas alla de donde mis ojos llegan a ver y detras de la nieve altas montañas que rasgan el cielo intentan ensombrecer la esperanza de que llegue a ... un retumbar desde el interior de la tierra hace que mi corazon se pare y mi espiritu se nuble..y de repente ...... la nada ........

Llevo semanas escalando las altas montañas de Cumbres tormentosas. han llegado a mis oidos la noticia de que por aqui surca el cielo una bestia que podria llegar a montar. la nieve en estas tierras se extiende mas alla de donde mis ojos llegan a ver y detras de la nieve altas montañas que rasgan el cielo intentan ensombrecer la esperanza de que llegue a coronarlas..mm que es eso?¿ Ja! Valadash! una flor! quien me iba a decir que en este esteril paraje habria tal muestra de belleza. esta claro que cada dia que paso en este nuevo continente mas me sorprende. un retumbar desde el interior de la tierra hace que mi corazon se pare y mi espiritu se nuble..y de repente ...... la nada ........

Llevo semanas

Llevo semanas escalando las altas montañas de

Que extraño.. tengo la sensacion de estar viviendo una y otra vez el mismo momento...demasiado largo para considerarlo un Deja Vú , demasiado continuo... hare caso a Marmo.. me tumbare, me preparare un te con estas hierbas que me dió.. y esperare a que esto se calme...

Llevo semanas esca..espera un momento.. pero yo no estaba preparandome un te?¿.. un escalofrio recorre por mi espalda, seran estos extraños fenomenos los que preceden al Gran cataclysmo del que me hablo aquella bruja en las colinas pardas?¿ .. las fibras del universo cada vez se hacen mas inestables y cada vez me separan mas de mi casa. los planos como la tierra al separarse se resquebrajan.. llegara un momento en que retornar sera imposible.. sera mejor que eche un ultimo vistazo..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kaotika kiara
VIP
VIP
avatar

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 33

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Sáb Nov 27, 2010 4:46 pm

Pensé que era la única!!!! Cada dia me ocurre algo similar, de pronto me veo en el campo de batalla, sudando, corriedo, un grupo de humanos y enanos me persiguen, ¡¡estamos perdiendo!!! salto por el rio con intencion de despistarlos, y justo en el valle me encuentro a Kalltorak, esperandome para ascender hasta el rey, juntos conseguimos despistarlos y poco a poco vamos remontando la batalla, otros L.K´s nos acompañan en la matanza y por fin tomamos el penúltimo cementerio, situados ante el inmenso puente que da entrada a la fortaleza del rey ali, somos mas de 20, estamos preparados, esta batalla es nuestra!!!! comenzamos a cruzarlo, tomamos el ultimo cementerio, Lana y su protector ya han muerto, y el tanque esta cara a cara con el maldito rey enano, cuando la batalla está ya decidida, picaros y druidas alis se desvelan matando a nuestros healers, suerte que su rey esta casi muerto, lo tiraremos igua!!! y entonces nada...., aparecemos de nuevo en Ogrimar, sentados en la puerta de la muralla, ¿Todo fue un sueño? miro a mis compañeros, sus caras igual de perplejas que la mia, no me dicen nada... ¿que hacemos? ¿vamos a la batalla? entramos!!!! Oh no otra vez Alterac!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cuervorojo
Admin
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 35
Localización : Santa Uxia de Ribeira

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Vie Abr 29, 2011 2:24 am

Nunca esperó que fuera el salado sabor de sus lagrimas lo que degustara al volver a ver las imponentes ruinas de Lordaeron. La trágica noticia del fallecimiento de su padre truncó sus ansias por convertirse en una leyenda viva para su pueblo.
Con un fuerte golpe, la pasarela cayó sobre la tarima que recibía el imponente zepelín y la devolvió a la realidad, frotó sus ojos y echó una visual a su alrededor; los sollozos de los malheridos y enfermos que volvían del frente inundaban sus delicados oídos, y la sangre de las heridas mal cerradas manchaban la suela de sus gastadas botas, tras recoger sus bártulos se deleitó una vez más con la maravillosa vista que desde lo alto de la torre ofrecía su antigua residencia, recogió sus rojizos cabellos en una coleta y ocultó su rostro con la capucha de una vieja capa que guardaba con cariño en ese morral que colgaba de su cinto y mientras lo cerraba, recordaba con nostalgia momentos pasados con aquella exploradora trol tan versátil en el arte de la sastrería. Fue un lindo regalo que la acompañó durante mucho tiempo, ahora, todos eses recuerdos de la guerra se mezclaban con la melancolía de su niñez refrescada por la fría brisa de los bosques argénteos.

-Disculpe, ¿señora?, Los sacerdotes han terminado de bajar a los malheridos - dijo un escuálido goblin intentando otear el rostro de la misteriosa elfa debajo de su capucha- si lo desea ya puede usted bajar, en breves empezaremos a reponer suministros y partiremos de nuevo, no creo que deseé volver a Rasganorte ¿verdad?, Jajajaja

-Perdona, me había abstraído en mis pensamientos- se ajustó la capucha con la mano que aún le quedaba libre, y encauzó su camino hacia las viejas escaleras de caracol.

El olor que inundaba el recibidor de la torre era fuerte, penetraba incluso a través de su máscara, los sacerdotes habían improvisado unos camastros donde depositar a los más graves de los guerreros que volvían del frente, y a base de empujones dio alcanzado la salida al camino que llevaba hasta Entrañas; uno de los guardias que custodiaban el acceso a la torre del zepelín se quedó mirando para su figura, y con cara de extrañado preguntó:
-¿Ann? ¿Annhali eres tú?.
La elfa no se giró, como si no fuera con ella la llamada, el guardia alzó su brazo con intenciones de poder despojarle la capucha, pero con un suave movimiento la misteriosa elfa nadó entre los pasajeros que iban y venían desde o para el embarque del zeppelín. la silueta se perdió... y la mano del guardia
Volvió relajada a su posición, que aun mostraba un rostro que enmarcaba no se sabía muy bien si entusiasmo o añoranza.

-Que pasa anhelien, ¿la conocías?

-creía que sí...ese olor a rosa recién abierta me recordó a un viejo amor...pero está claro, mi fiel Malgor, que me agarro a fantasmas.. ella desapareció hace mucho tiempo.

-Jajaja, está claro. los elfos sois demasiado sentimentales, os creéis duros como la roca, pero sois delicados como el rocío de la mañana, Jajajaja.

Molesto, el guardia elfo hizo oídos sordos al comentario de su compañero no-muerto, a fin de cuentas, su corazón ya no latía.

A apenas unos metros de la entrada a las ruinas, la elfa se arrodilló ante unos árboles, entre unos arbustos, oculta, una blanca flor de paz asomaba su belleza. con sumo cuidado apartó la maraña que la ahogaba, con mimo acarició su tallo y rebuscando en su morral sacó unas semillas que introdujo en la tierra al lado mismo de la flor, solo apretándolas con la yema de sus dedos.

-te traje unas compañeras, espero que ahora no te sientas tan sola.-susurro

-¿siempre fuiste tan bucólica Ann? ¿O es que en Rasganorte ablandaron tu carácter?
la elfa levantó su vista y entre la tenue sombra proyectada por uno de los árboles discernió a un viejo compañero.

-¿que haces aquí Roi?, pensaba que te habían destinado a ventormenta.

-Eso fue un trabajo que acabé rápido, el IV-7 estaba cometiendo tantos errores últimamente que no fue problema endosarles los asesinatos a ellos, ya sabes, los humanos son la raza conspiranoica por excelen..

En medio de la frase, Annhali hizo un rápido y poco sutil juego de ojos, Roi, percatándose de esto, giró la cabeza para ver la amenaza que tenía a su espalda pero al mirar no vio nada raro; ese segundo de distracción fue lo necesario para que la elfa hiciera alarde de su destreza y con un fugaz paso y una diestra maniobra se posó con su daga en el cuello de su antiguo compañero de gremio.

-me importa bien poco lo que hayas hecho Roi, ¿hueles esto?...¡¡¿Lo hueles??!!

-..ro..rosas?-respondió el elfo sin girar la cabeza. Una gota de sudor caía por la frente, conocía los actos reprobables a los que llegó su vieja conocida, y sabía más que bien del adiestramiento de ella, pues fue el mismo al que él fue sometido en su juventud. los remordimientos es algo que se dejan de lado cuando se desenfunda el arma, los sentimientos no existen cuando nos escondemos detrás de la máscara, somos cazadores natos, y nuestra presa solo se da cuenta de su rol en su lecho de muerte; eran parte de las enseñanzas luego hechas leyes para el gremio. y ahora el elfo era la presa.

-rosas..-dijo en un tono burlesco la elfa- inténtalo de nuevo..¿que se esconde detrás del fresco olor de mi perfume?

-Anni..tranquilízate porfavor.. no entiendo a que quieres llegar..

-olvido es lo que huelo, el sueño eterno será en el que te sumiré como le menciones a alguien mi llegada, para ti como para el resto de los "máscara" estoy muerta, ahora apartaré mi garra de tu cuello y volaré lejos de aquí. espero,..no.., Deseo no volver a verte Roi, pues la próxima vez no serán mis ojos los que te engañen, si no mis venenos los que erradiquen la vida de ese cuerpo esbelto tuyo. ¿me he expresado con claridad?

el frío y ponzoñoso metal del filo desapareció del cuello del oscuro elfo, y para cuando se atrevió a mirar a su alrededor, solo encontró soledad. se levantó, sacudió la tierra de sus pantalones y miró para la mimada flor blanca que ahora se apreciaba en su totalidad. Con enojo, pateó la belleza dejando un decapitado tallo verde.

-señor, ¿desea que la sigamos?- pronunció una voz con un tono de ultratumba desde la sombra de un árbol cercano a Roi.

-déjala ir, si olvido es lo que quiere -sacudió su capa- olvido es lo que le daremos.-y el elfo esbozó una cínica sonrisa debajo de su máscara.- Ahora volved a vuestros puestos, no quiero que se infiltre ningún asqueroso humano, gnomo o elfo nocturno en mi territorio.

con paso firme Annhali llegó hasta la plazoleta del patio de armas, las mustias enredaderas, los troncos de ramas desnudas y cubiertos de liquen, los bancos rotos y los gastados adoquines del suelo, hacían entrever el maravilloso esplendor que una vez hubo de brillar en Lordaeron; ante ella se erigía el puente que daba paso a la entrada a las ruinas que dejaban llegar a las profundidades de entrañas, bajo él, un río de verdosa agua, del que emanaba un pestilente aroma. paró en seco y miró a su derecha, unas escaleras subían hasta unas ruinas muy conocidas para ella, allí se erguía el Orbe rojo de traslado, portal por el que llegó desde lunargenta hace tanto tiempo, desanduvo los últimos pasos dados y rectificó su destino. Allí estaba, grande, magnífico, brillante; una obra de arte de su raza, se acercó y abrazó la gran esfera carmesí.

-Vaya.. parece que al final el cuervo vuela a su nido sin antes embelesarme con sus graznidos.

-esa voz...-Annhali giró sobre sí y de detrás de una columna se mostró su señora, alta, bella, con su larga y sedosa melena blanca.- Mi señora Silvanas. Como un acto reflejo se arrodilló y bajó su cabeza, pocas veces cedía su orgullo, pero Silvanas..oh, Silvanas era alguien especial en su vida; desde la primera vez que la vio, desde el primer instante en la que su voz acarició sus oídos se enamoró de ella, su fuerza y su porte, sus hazañas y su temperamento, la hacían la líder que ella querría ser algún día para su pueblo.- Pido me disculpe por no presentarle mis respetos antes de volver a casa mi señora; pero tenía entendido que aun se encontraba en el frente de Rasganorte.

-Levanta mi grácil pajarito, hay más frentes en los que luchar y no todos se resuelven con la espada como bien tú sabes ¿verdad?.-Silvanas apartó la capucha de Annhali y acarició su rojizo pelo y le instó a levantarse con una seña de su mano, ella obedeció sin cuestionarlo, y se vio sorprendida al ver que su señora le abría los brazos regalándole un abrazo, se dejó cobijar por él y escuchó su voz susurrante- Llegaron a mis oidos la trágica noticia sobre tu padre, en verdad siento su pérdida, pues comparto el dolor de todos mis allegados, oh mí lindo y frágil cuervo.-Annhali esbozó un sollozo acompañado de largas lagrimas que se derramaron por sus mejillas hasta mojar el pecho de Silvanas.-shhh , calma niña.-Silvanas cesó su abrazo y la apartó sin dejar de sujetarla por los hombros.-mirame a los ojos Annhali, quiero que pases ese orbe y presentes tus respetos a tu familia, tienes ganado un merecido cese en tus tareas, pero en breves volveré a requerir que extiendas tus alas de sangre para mí. Hay una mano que debe ser cortada, y tú vas a ser quien empuñe el arma que cumpla con mis designios. ¿he hablado claro?-El brusco cambio de tono de silvanas, de la compasión a la insensibilidad hizo que la elfa secara sus ojos una vez mas y recordando las enseñanzas, tragó esos sentimientos que la hacían un ser débil y volvió a portar ese ego impasible.

-Como deseé mi señora, le agradezco estes días que me regala, y cuando reciba su llamada, acudiré rauda como el viento.

-Ahora parte mi cuervo rojo, vuela grácil y disfruta en la medida de lo posible eses momentos que te esperan al otro lado, pues cuando menos te lo esperes volverás a ser esa dulce asesina sin escrúpulos que tanto disfrutas interpretar-Silvanas esbozó una sonrisa y dio unos pasos atrás, Annhali hizo una reverencia a su señora, giró sobre sí, posó la mano en el orbe y cerró los ojos. Hubo un leve zumbido que precedía ese corto plazo de tiempo donde el ser desaparecía mientras se materializaba en la otra parte del mundo. Al volver a abrirlos vio la sala anexa a la corte del sol. Amplia y magnifica, la arquitectura elfa, enrevesada, colorida y brillante alegró su corazón por un breve periodo.
-¡¿Pero qué demonios?!-sobresaltada por la visión de unos cadáveres a sus pies corrió hasta la pared, se recolocó la capucha, desenfundó sus dagas y agudizó sus sentidos...

Encorvada y malamente agazapada, Annhali discernió a Tepesh la boticaria, con sumo cuidado, calculando los movimientos y sin parar de otear todos los flancos, sombras y escondites que la arquitectura ofrecía, fue deslizándose hasta alcanzar la espalda de esa vieja no-muerta, sin sobresaltarla demasiado, y con suavidad tapó su carcomida boca y la forzó a tumbarse del todo, después de usar su capa para cubrir el cuerpo de las dos, acercó su cara a la de Tepesh y susurrándole dijo:
-Shhh no grites, voy a apartar la mano, y quiero que me digas donde y cuántos son. ¿De acuerdo?
-Anni querida, te daba por muerta- la boticaria giró la cara y dirigió sus vacías cuencas con añoranza hacia el profundo turquesa que desprendían los ojos de la elfa, y con su pútrida mano acarició el leve trozo de mejilla que asomaba por encima de la máscara de su protectora. Annhali apartó tanto la mirada como la mano de la agradecida Tepesh.
-No es ni el momento ni el lugar Tepesh, céntrate.
-Oh si cielo, tienes razón, creo que ves demasiado con tus ojos. ¿Por qué no pruebas a mirar con esas lindas orejotas que tienes? Hacia allá más concretamente-y dirigió la atención con un dedo hacia la puerta donde los magos de la corte guardaban La grieta que llevaba al portal oscuro. La elfa cerró los ojos para evitar distracciones, agudizó sus finos oídos y esperó; en breves empezó a percatarse de voces que llegaban de aquella sala, y aunque desconocía el significado de lo pronunciado, reconocía el acento.
-¿humanos?-dijo extrañada-¿Qué hacen aquí?.
-asaltaron vuestra ciudad, aprovecharon la partida del señor regente y el resto de la corte ha Quel`Danas, y los pocos guardias reales que dejaron atrás,…, pues ya puedes ver tú misma como salvaguardaron el lugar.
Annhali levantó discretamente la cabeza y asomó los ojos por encima de la balaustrada de mármol que descendía por la cuesta que permitía el paso a la corte desde la sala anexa del orbe y en la planta observó como yacían los cuerpos inertes de un par de miembros de la guardia real, examinó de lejos a sus congéneres y sus vestimentas, y después dejando resbalar su espalda contra la blanca y fría piedra sopesó la situación.
-Bien Tepesh, vas a hacer lo siguiente-le susurraba mientras sus dedos rebuscaban en el morral- cuando te diga vas a arrastrarte con mucho cuidado hasta debajo del orbe ¿de acuerdo? –Sacó un par de viales y los aguantó sobre sus muslos-volvió a rebuscar hundiendo mas la mano en el fondo del morral-venga..¿Donde te has metido?, tengo que ordenar algún día esto (pensó para sí).
-Anni ¿que vas a hacer?, no puedes luchar solo con plantas, ungüentos y pócimas. Esos desalmados han matado a la guardia real, ¿que te harán a ti sola?.
-Tepesh, vieja amiga, obedece -al fin, Annhali sacó un pequeño frasco violáceo finamente ornamentado y lacrado.-Toma esto, si ves que esto se pone feo y van hacia ti usa el orbe y avisa a Nuestra señora Silvanas, en último recurso, ya sabes cómo funciona esta pócima ¿verdad?
-niña presuntuosa, ¿has olvidado que fui yo quien te inculcó esas enseñanzas en esa dura mollera tuya?
-tienes razón vieja Tepesh- las cejas acompañaron a sus ojos cuando se entrecerraron al recordar con cariño aquella época.-Ahora ve, vamos-y Annhali apartó a su vieja mentora con un leve empujón que bien pudo ser confundido con una caricia.
-pe..pero; Lady Silvanas no está, partió hace mucho a Rasganorte..
-confía en mí. Si no la ves, será ella la que te encuentre.
Instigada una vez más por su antigua alumna, La boticaria fue reptando por el suelo con las roídas telas que cubrían su huesudo cuerpo, y antes de girar la puerta que las separaría, dobló su cabeza y la observó por última vez, allí, posada de espaldas al peligro, con la cabeza ligeramente volteada una mano en el morral nuevamente y la otra apoyada para no perder el equilibrio, su figura tan delgada y delicada y esa mirada perdida que ahora mostraba, no la hacía parecer precisamente una guerrera que pudiera contra aquellos invasores.
-pobre y dulce Anni, que pronto pareces desear la visita de Yogg´saron.-dijo en voz baja, giró su cabeza nuevamente hacia el orbe y continuó como una serpiente su camino dejando atrás a aquella, para sus ojos, indefensa elfa; posó la mano en el artefacto y desapareció dejando tras de ella aquel zumbido.
-que bien te conozco escurridiza Tepesh, como bien sabía, no ibas a esperar a que la situación empeorara para usar el orbe-susurro para sus adentros.-bueno, céntrate, examina el escenario y calcula bien tus actos-volvió a hablar para sí mientras se golpeaba la cabeza contra el mármol- las placas de los guardias no mostraban mella alguna, no vi ni flechas ni percibo olor a pólvora.. y los cuerpos no parecen haber sido quemados por magia o desgarrados por alguna criatura demoniaca…así que.. asesinos.. maldito Varian, traes la mano del IV-7 a mi hogar, seguramente el hecho de que el Regente tuviese que partir Lunargenta hacia Quel´Danas fuera por otra artimaña más de esos malditos conspiradores..¿Acaso queréis quebrar la tregua? ¿Que ganáis volviendo a enfrentarnos si aun no acabamos con el enemigo común?-depositó con sumo cuidado sus dagas en el suelo sin hacer ruido y vertió con mimo el contenido de los viales, que aguantó entre sus muslos, en los filos de estas. Cerró sus ojos y volvió a hablar para sus adentros- Bueno Annhali, has de abrir la jaula y dejar que el cuervo extienda sus alas nuevamente, ni en la tranquilidad del hogar puedo estar ya mansa.-soltó un profundo suspiro y lo siguió con unas rápidas respiraciones, abrió los ojos, sus pupilas habían crecido debido a la oscuridad otorgada momentáneamente por el velo de sus parpados permitiéndole percibir mejor la poca luz que en se escondía en las sombras, aferró el mango de sus armas y saltó sobre la balaustrada para caer al lado de cuerpos de la guardia real.
Al otro lado del orbe, materializada la boticaria miró a ambos lados buscando posibles amenazas, pero todo estaba en silencio, el ambiente estaba sosegado. Observó nuevamente el orbe preguntándose si habría hecho bien en dejar atrás a su vieja discípula y sacudiendo la cabeza, negó la posible culpa. Empezó a caminar en dirección a las escalinatas que bajaban al patio de armas, mientras fijaba la vista en el frasco que sostenía en su mano diestra, usó la otra para romper el sello de lacre que aseguraba la pureza de la mezcla que el interior custodiaba, pero al destaponar la cubierta de vidrio que cubría aquel extraño liquido, los efluvios que subieron del interior hacia la nariz de Tepesh no eran lo que ella esperaba oler.
-¿Rosas?- se dijo a si misma sorprendida
-Tu perfume te delata demasiado mi fiel amiga, deberías de evitar esas banales trivialidades femeninas, pues no son buenas compañeras en tu oficio Annhali-subiendo desde la plazoleta, la esbelta figura de Lady Silvanas se interpuso en el trayecto de la boticaria que al tropezar con su señora le derramó parte del líquido por encima. Tepesh levantó la vista mostrando un poco de temor en sus facciones, para encontrarse con el disgusto de “La Reina”. – Tepesh..-dijo con voz autoritaria arrancándole de las muertas manos de la boticaria el frasco medio vacío que sostenía.
-Oh mi señora, cuanto lo siento deje que la limpie- encorvándose un poco mas usó la manga para absorber parte del perfume del abdomen de Silvanas, mientras con el otro brazo alzado hacía ademanes para evitar una posible agresión.
-Déjalo Tepesh..¿Que ha hecho que dejes tu puesto? Dime
-Oh mi reina, mercenarios, malhechores, asaltantes, atacaron Lunargentea mi señora, estábamos desprotegidos.
-desprotegidos dices,..¿y Lor´Themar? ¿y la guardia real? Que es de ellos dime pues.
-un confuso mensaje de Quel´Danas llego hace unos días, y partieron hacia la isla; si supiera de vuestra presencia mi reina, la habríamos avisado con antelación se lo aseguro.
-Bien Tepesh, ve a entrañas y busca a mi guarda forestal, avísales del peligro y que acudan a mi presencia,… ¡Ve ya! –gritó con su crepitante voz.
-si mi reina, voy rauda, voy…-se alejó unos pasos y giró sobre sí.-pero mi señora-hizo una breve pausa-¿que hará usted?
-Tranquila Tepesh, seguramente lo que busquen se encuentra en La ciudad elfa, pero aun así custodiare esta entrada, no permitiré que extraños invadan mi reino-dijo mientras acariciaba las plumas de una de sus flechas, ladeo un poco su cabeza y dejó entrever parte de su tétrico pero hermoso rostro tapado por su negra capucha adornada con filigranas de plata.- y menos si yo estoy presente.- Tepesh se le quedó mirando un corto periodo de tiempo fascinada por el temple de su reina, volvió a girarse y siguió su camino hacia entrañas con su nuevo propósito en mente.
La Reina había quedado sola en las ruinas donde alojaran el Orbe de traslado, aferró su arco, y con una flecha apoyada sobre su dedo, tensó la cuerda. Separó un poco sus piernas, afianzó los pies al suelo y con un gesto rápido de la cabeza apartó el pelo de la cara para tener un ángulo de disparo limpio.
-Bien Annhali, …, no me traigas trabajo a casa…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cuervorojo
Admin
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 35
Localización : Santa Uxia de Ribeira

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Vie Abr 29, 2011 12:54 pm

Con sordos pasos recorrió la amplia sala, esquivó los plateados incensarios que otorgaban una atmosfera más lúgubre de lo habitual y al llegar hasta los faldones azulados de los velos que desbordaban desde lo más alto del habitáculo, frenó en seco. Solo siguió el camino su pelo acompañando la brisa que removió fantasmagóricamente el cortinaje. A escasos metros, un varón humano enfundado en negro cuero, y con la cara parcialmente tapada, asomó curioso por el borde del pórtico.

-Shhh, Véndalas gulno bos!-dijo, mientras que con la mano que tenia escondida en la espalda, hacía señas hacia atrás pidiendo que se hiciera el silencio. Sus compañeros dejaron de moverse y lentamente cesaron en sus menesteres mientras alzaban la vista esperando información.



Solo hubo silencio y quietud en ese momento


Eterno


-Boh! Dalgen vash nareda- volvió a pronunciar frustrado mientras giraba sobre si para volver al interior de la estancia. Un compañero empezó a hacer un ademán para increparle por su azoramiento cuando, volteando la esquina, emergió una mano resguardada por un guante de cuero negro finamente tratado, que agarrando los pelos del afligido humano de sutil oído, tiró de él hacia atrás. Habiendo perdido su equilibrio, el cuerpo descontrolado del invasor giró dos veces sobre sí, como una peonza, mientras recorría el camino semicircular que la garra que lo sostenía por la cabellera le había designado; Annhali simulando con su extremidad el movimiento de una boa finalizó su mortal abrazo juntando la espalda del humano contra su cuerpo. Rápidamente le empacó un vial entero en la boca con la otra mano y mientras le apretaba la mandíbula hacia arriba le pegó un cabezazo que remató con la fractura del recipiente.
Las dagas, sostenidas en las muñecas por sendas pulseras de badana marrón se balanceaban al ritmo del batir agónico de las piernas de la víctima; y mientras este regurgitaba una verdosa pasta espumosa, sus compañeros, que quedaban dentro, solo podían ver la sombra agitada de las botas de su compatriota. Permanecieron congelados por la efusividad del ataque, que tan rápido como apareció de la nada, en la nada desapareció.

-bien, solo quedan tres,..Bueno...Contemos a ese elfo nocturno como medio-pensó para sí-, es tan inocente, que cree que no me percaté de su presencia.

Efectivamente, el descarado de tez oscura se deslizó hasta el borde mismo protegido por una confianza que quedó respaldada con las miradas de sus dos compañeros humanos, que lentamente iban tomando posiciones. E l crujir de los huesos del cráneo, al ser apuntalada con una daga la cabeza en la pared, fue seguido del asombro de los restantes extraños. La mano cesó con suavidad de ejercer fuerza en la empuñadura y dejando el arma asestada, que soportaba el peso muerto del cuerpo del elfo de la noche, empezó a dirigirse con alargados pasos hacia el más alejado de ellos. Extendió al frente sus manos que dejaron caer unas partículas crepusculares que absorbieron la luz de su cuerpo sumiéndola en una sombra que la engulló; estupefactos, cruzaron sus miradas ante tal muestra de salvajismo gratuito, y detrás del contrario que recibía la amenaza de la atacante apareció su mortal silueta que, perforando carne, músculos y pulmones, levantó unos centímetros el cuerpo en shock del penúltimo asaltante; el cual, vomitando sangre, no pudo más que dejar caer de su mano el arma que en vano desenvainó. Ahora la pelea ya estaba ajustada, un uno contra uno. La tensión en el nudo de sus miradas era inevitable, de los orificios de la pieza de metal de la máscara de aquella máquina de matar, brotaba un aliento que formaba sinuosos silbidos. El humano no lo dudó, arrojó su arma hacia la asesina, que sin molestarse en apartarse, dejó que se le clavara en el brazo. Boquiabierto por tal ejemplo de sadismo, corrió hacia la salida sin parar de mirar a la encapuchada elfa. Y por culpa de no asegurar su fuga mirando hacia delante, resbaló en el reciente charco de sangre proveniente de la cabeza agujereada. Pavoroso, se dispuso a levantarse, pero con una potente caída, las picudas rodilleras de Annhali se clavaron en sus omóplatos, los cuales se quebraron con el nuevo peso ganado. Volvió a besar el suelo, de seguido, sintió como las enguantadas manos agarraban su cabeza y le hincaba con sus dedos los ojos hacia el interior de sus cuencas. Un brutal grito resonó desde lo más profundo de su garganta, el cuello sufría una dolorosa curvatura hacia atrás, con la espalda rota, y llorando sangre, notó como un frío y escamoso ser se introducía tímidamente en su boca, intentó fútilmente apretar sus dientes pero como respuesta a ese vacuo intento de defensa, solo recibió la punzada de unos afilados colmillos en su lengua; volvió a soltar un alarido, ahora con la lengua hinchándose a una velocidad pasmosa, y con aquel ser que no cesaba en su empeño de introducirse más y más profundamente en su interior terminó por aceptar su muerte.

La serpiente reptó fuera de su víctima y con delicados movimientos fue subiendo por las piernas de su ama hasta volver al resguardo de su escondite en el envés de la capa. Annhali esperó aun unos segundos para alzarse. Tras relajar sus músculos y dejar que su mente se desenturbiara de toda ansia asesina, echó una mirada general a su alrededor, ahora, fuera ya de la voraz hambre de sangre, sus pupilas pudieron captar la presencia de las inocentes víctimas de los agresores. Atados, amordazados y con los ojos vendados, varios magos de la corte, junto con un escaso séquito de jóvenes aprendices estaban apostados por diversos rincones. Fue paseando de un lado a otro de la habitación esquivando los rehenes que, gimiendo del temor, permanecían confusos ante el silencio que precedió al agitado ambiente que se creó durante la batalla. Repasó el estado de la multitud de libros tirados por el suelo, hojas arrancadas, sobres abiertos, antiguos pergaminos profanados.

-¿Que es lo que buscabais aquí dentro?, quizás me precipite en mis actos.-Meditó para sus adentros- Hubiese sido mejor haber dejado al menos a uno de ellos con vida.

Arrodillándose, empezó a recoger algunos manuscritos de los que no pudo obtener nada de utilidad con una rápida lectura. Los tiró hacia atrás, y recogió otros pocos que sufrieron el mismo desprecio. Se levantó, miró para los cadáveres y se acercó al que más a mano tenía, con habilidad vació sus bolsillos, y comenzó a descartar la morralla. Unas ganzúas oxidadas fue lo primero que hizo volar, unas piezas de cobre, un vial vacio, una cuerda de pianola atada entre un par de anillas y un par de cartas de alta numeración discretamente marcadas. Procedió a registrar al siguiente; más de lo mismo, bolsillos llenos de objetos, que en nada resolvían la duda del porqué de su asalto. Irguiéndose, sopesó, mientras se frotaba la frente, cuál sería el siguiente lugar donde buscar.

-Si llegaron hasta aquí, y dieron atado a los maestros arcanos, es que eran más numerosos en un principio-Especuló-..Así que...Venga piensa-golpeó su testa un par de veces- hábiles en el sigilo, suprimieron la magia, y mutilaron nuestros guardias,..Demasiado ruido, para después perder el tiempo rebuscando.-Abrió los ojos al darse cuenta de que había dejado pasar por alto lo obvio- Vosotros no cumplíais con la misión, vosotros, como buitres, solo buscabais riqueza .-giró la cabeza y miró para la entrada; todo seguía tranquilo, recogió primeramente la daga empalada en la espalda y sacudió su sangre que dibujó un chorretón rojo, seguidamente, tiró con fuerza del mango de la que soportaba el cuerpo del elfo de la noche, que inevitablemente, terminó desplomándose contra el suelo. Echó la cabeza por fuera del pórtico para poder observar si el escándalo que creó anteriormente pudiera haber alertado alguno de eses supuestos ayudantes, y volvió al interior. Agarró las cuerdas de uno de los pupilos y las sesgó. Exactamente, eligió el que le parecía el más joven, un bajito elfo, que por lo poco que podía discernir de su rostro, entre la mordaza y el paño que le tapaba los ojos, aun debía de estar entrando en la pubertad. Con energía tiro de su toga y le ayudó a levantarse, acercó su cara al oído del muchacho y le dijo:

-cuenta hasta diez, quítate la venda de los ojos y libera al resto de tus compañeros y maestros. Cuando estéis libres, decidid donde os esconderéis y guardar esa información escribiéndomela en la duodécima pagina del tomo verdoso que encontraras a los pies del cadáver de un elfo de la noche, voy a ver si están reorganizando un contraataque.

Tembloroso, el chiquillo contó los diez segundos más largos de su vida, esperó otros diez y se arrancó la venda, para cuando su vista se dio acostumbrado nuevamente a la luz, ya no había nadie a su lado, observó la muerte, y miró para sus compañeros, y uno a uno empezó a desatarlos.

Bajando por la alfombra carmesí que decoraba el alargado puente que unía la corte de la aguja furia de sol con el resto de la ciudad, recibió extrañada la húmeda caricia de unas gotas de lluvia que poco a poco empezaron a coger fuerza. Empapada, corrió a cubrirse bajo los salientes de las altas torres que albergaban las estancias de los artesanos, y apurando el paso, fue directa hacia el frontal de la muerte. Al pasar por las escaleras en forma de ele que ladeaban la gran fuente central vio una mano azul seccionada en el suelo, y recordó que en ese mismo lugar se solían juntar los representantes de las diferentes razas para tratar asuntos de política las tardes soleadas de las estaciones cálidas. Quizás su dueño era Tatai, el embajador del pueblo trol. Pasó de largo. Las nubes del cielo se iban volviendo más y más oscuras, parecían poderosas esponjas violáceas que transformaban la luz que absorbían en chorretones espesos de agua que dejaban caer a borbotones sobre la marmoleada y basta capital Quel´Thalina. Al llegar hasta el cobijo del cubierto pasillo interior del frontal, volvió nuevamente a asegurarse de que su camino no había sido seguido por nadie, escurrió su capa y miró a su izquierda. Allí se encontraba la entrada al Sagrario, el habitáculo donde los escurridizos brujos transmitían sus conocimientos y buscaban nuevas maneras de reforzar sus lazos demoniacos con el plano mágico y el desvirtuar de la estricta rigidez del saber de los magos.
Posó las manos sobre la dorada barandilla que acompañaba las escaleras hacia abajo, depositó el pie sobre el primer peldaño que tenía al frente y vio un estallido azul delante de su cara.

-¡Mierda! –sorprendida, fue lo único que pudo pronunciar antes de recibir por completo toda la furia de la trampa arcana que algún hechicero habría colocado para salvaguardar este lugar. Múltiples runas brillaron intermitentemente a lo largo de la pared desencadenando la fuerza de un brazo de rayos que impactó contra la intrusa que fácilmente la expulsó fuera de la custodia mágica haciéndola caer sobre un charco formado por las goteras. Los ojos nublados por la conmoción se le fueron cerrando mientras caía lentamente en la inconsciencia, solo tuvo tiempo de vislumbrar una figura femenina, con corroídas alas, subiendo con sosiego las escaleras; después se sumió en la negrura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cuervorojo
Admin
avatar

Mensajes : 172
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 35
Localización : Santa Uxia de Ribeira

MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   Lun Mayo 02, 2011 4:57 pm

Una manada de dorados leones ondeaban al son del viento sobre el fondo azulado de la tela sobre la que fueron bordados. Sobre la loma, los estandartes marcaban el perímetro del campamento erguido a las puertas de la muralla elfa, y una bandada de pájaros recorría los cielos sopesando si sería buena idea curiosear a esas nuevas criaturas que debajo de ellos talaban arboles con los que preparaban empalizadas donde cubrirse. Un poco más hacia el este, un grupo reducido de inmortales elfos, conjuraban con azarosos movimientos y extrañas letanías poderes que turbaban los cielos y producían una amalgama de oscuras nubes sobre la brillante y lustrosa ciudad. De ellos, uno en especial, de larga melena plateada y ataviado con ropajes de noble casta, se hacía resaltar dirigiendo el conjunto de los hechizos; el resto amasaba la magia con sabiduría, pero era él el que con juicio hilaba las hebras que hacían doblegarse a la naturaleza. Un apuesto hombre que guardaba su musculosa anatomía bajo la pesada armadura de placas, cubierta con los símbolos de la guardia real de Ventormenta, se acercó cauteloso hacia el conjunto de druidas manteniendo la distancia para no entorpecer sus elucubradas conjuraciones.

Con delicadeza, los elfos de la noche, descendieron sus manos al unísono y reflejo de este movimiento la tormenta generada se posó sobre la ciudad.

-¿Y bien?. – dirigió sus palabras el dominante elfo al recién llegado.- nosotros ya hemos hecho nuestra parte, ahora es el turno de los arcanos.-empezó a descender de su alta posición hacia el campamento.

-Nuestros hombres están terminando los preparativos, Los escuderos han acicalado nuestros caballos y sacado lustro a nuestras armaduras, y con la barrera mágica impuesta solo nos queda esperar, después de que la empalizada haya sido finalizada, podemos empezar con el asalto.

-Parece que todo marcha según los designios de los oráculos. Ahora me recogeré en mis aposentos y oraré para que la grande y sabia Elune interceda por nosotros. Ella nos avisará del momento cuando eclipse la luz en la plenitud del día.- el Gran druida dirigió sus pasos hasta una morada tienda.

- Que la luz perdone los actos que estoy por cometer, pero…, si eses elfos no hubiesen atentado contra nuestro rey, ¿Qué ganan rompiendo la tregua que firmamos?.-el paladín se alejó pensativo.



Alejados del resto, casi marginados, un grupo reducido de antiguos guerreros del rey exánime esperaban con ansia el fragor de la batalla. Un joven de tez pálida se acercó hasta ellos sosteniendo una bandeja con unos cachos de carne cocida que el cocinero acababa de preparar para dar fuerzas a los combatientes. A unos escasos metros de llegar a su vera, un ser putrefacto, que estuvo hasta ese momento arrodillado como un perro a los pies de uno de los imponentes guerreros, se abalanzó salvajemente sobre el muchacho esparciendo la comida por la hierba, gimoteando, miró hacia el que supuso el dueño de aquella bestia que dejaba caer su pestilente saliva y con su mirada llena de pavor esperó inmóvil a que acudiese en su auxilio. Con una fuerte patada arrojo al necrófago ladera abajo, y extendiéndole una mano le ayudó a incorporarse. El necrófago subió con la mirada baja hasta ponerse nuevamente al lado de su señor; este lo agarró por el cuello y mirándolo directamente a los ojos lo volvió a patear contra el suelo.

-Recoge todo lo que has tirado-Pronunció con esa voz tan particular de aquellos que sirvieron al señor oscuro.-miró para el chico de arriba abajo mientras su criatura fielmente obedecía las ordenes, al llegar hasta la entrepierna de él, no pudo aguantar que una carcajada brotara de sus labios- Jajajaja, ¿Qué pasó pequeño? Jajaja tanto miedo te dio mi esbirro que te has orinado encima Jajaja.

Las mejillas se enrojecieron por la vergüenza ante las burlas de aquel imponente ser y cabizbajo se dispuso a volver a sus tareas.

-Eh! Espera un momento chico, ¿que haces aquí, no eres muy joven para estar al cargo de la milicia?

-Mi tío Gardein es miembro de los caballeros de la luz señor-dijo con temblorosa voz- …y .. al estar mis padres muertos, bueno, estoy bajo su custodia, y a donde el va, yo le sigo señor.

-Mmm – El Azulado Draenei frunció el ceño- Bien, necesito de alguien que mantenga el filo de mi espada siempre afilada, y que le saque brillo a mi armadura, ¿Qué te parece si te doy dos piezas de cobre al día? Trabajarías para mí, estamos en guerra, tu tío no puede estar todo el tiempo pendiente de ti, y ya es hora de que dejes de ser un muchacho, y empieces a pensar como un hombre. ¿Qué dices?, ser el escudero de un Caballero de la muerte debe de ser algo con lo que puedas camelarte a alguna jovencita a tu vuelta a Ventormenta.

Sopesó con cautela la propuesta, el joven se había planteado ser algún día un Defensor de la ley y de la luz como su tío, y este trabajito podría darle el dinero necesario para poder matricularse en la escuela de iniciados y para comprarse su primer arma, podría dejar de lado aquella rama con la que simulaba en su imaginación grandes heroicidades, y lo más importante, dejaría de ser un estorbo para su tutor, además la idea de la jovencita que mencionó el caballero de la muerte no le disgustó en absoluto.

-La verdad señor, que me agradaría servirle, puedo aprender mucho de usted, parece un fuerte guerrero-Exclamo emocionado- Ahora con su permiso iré a contarle a mi tío mi nueva empresa. Giró y, corriendo, se fue al encuentro de Gardein.

Los Caballeros de la muerte se juntaron en un corrillo y empezaron a murmurar entre sí en una lengua muerta.

-No creo que sea prudente tener a ese mozo curioseando entre nuestras cosas Rendor -Dijo uno de los señores de la muerte.

-Estate tranquilo Güandal. Si se trata del sobrino de Gardein es preferible tenerlo cerca y vigilado, puede sernos útil para la causa.

-Mm, puede que tengas razón, tu mandas Rendor, pero si nos delatase, serás tú el que deba de dar explicaciones frente a él.- Quedaron un rato en silencio mirando como el chiquillo se entremezclaba entre el resto de la gente que deambulaba por el campamento, se volvieron a mirar y se dispusieron a darle cuenta a los trozos de carne que el necrófago había vuelto a depositar sobre la bandeja que el chico había dejado tras de sí.

Gardein apartó la tela que amparaba la entrada a la tienda donde se planificaba cada paso del asedio. En el centro, se encontraba Gólvar, un Enano miembro también de la Guardia de la Luz y superior de Gardein, entre mapas, manuscritos y velas, movía fichas bajo la atenta mirada de varios consejeros que visualizaban y calculaban las estrategias a seguir.

-Señor, –irrumpió Gardein a su superior. - El concilio druida ya ha dispuesto todo lo necesario para que la orden arcana finalice con la cúpula de contención. A su orden mis caballeros están dispuestos para acabar con este asedio.

-¿Que hay de los espías que mandamos hace horas al interior de Lunargenta?-preguntó mientras se atusaba la prominente barba que brotaba de su cara.

-Aun no recibimos respuesta de ellos, no obstante el grupo de milicianos que los acompaño para crear revuelo ya regresaron hará un par de horas, aunque las pérdidas previstas fueron un poco más numerosas siento comunicar.

-Mm, Ya veo-Golvar dio una vuelta a la mesa sin cesar de mirar el plano de la ciudad, pensativo, miró para un rincón de la tienda donde se encontraba agazapado un humano que leía un ejemplar de “Añoranzas de la batalla”, una novela muy de moda entre la gente del reino de Varian. Se dirigió a él.- Tirso, acércate. ¿Ves esta brecha en la muralla al oeste? -señaló con su dedo en el plano la ubicación que mencionaba- Quiero que hables con uno de los druidas y que entre los dos busquéis una manera de infiltraros entre los escombros hasta la plaza del bazar, desde allí iréis hasta la corte del sol y colocareis explosivos en el dispositivo que los elfos y los no-muertos tienen para comunicarse entre ellos; Un maestro ingeniero te proveerá de todo lo necesario, si tienes alguna petición, pídesela a él ¿de acuerdo?.

El tenebroso humano memorizó el recorrido con una fugaz mirada al plano y a las indicaciones que el enano hizo con su dedo sobre el mapa.

-Como desee mi señor. – discretamente fue retirándose sin llamar mucho la atención.

-Ah! Tirso, ante todo, intentad ser discretos, y si veis que están organizando una contraofensiva recabar toda la información posible. Hoy tan rápido como llegamos, acabaremos con la traición de estos elfos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##   

Volver arriba Ir abajo
 
## HISTORIA DE LK Y SUS MIEMBROS ##
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Historia FM 08
» Historia del Real Burgos CF
» ¿Debo empezar ya una historia?
» Real Betis 07/08 - Cambiando la Historia
» Historia en modo Ser Leyenda del PES09

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Guild LK :: Taberna-
Cambiar a: